BERLÍN en 8 días

BERLÍN EN 8 DÍAS

 

Día 1

Salimos de BCN muy pronto ( lo que nos permite al llegar aprovechar el día)

Llegamos al aeropuerto de SCHÖNEFELD (SXF) y de ahí cogimos el tren hasta el centro HAUPTBAHNHOF (CENTRAL STATION)

Nada más llegar nos encontramos con la feria de turismo de MÉXICO ( es el año mexicano en Alemania) Después de 2 meses y medio en la península del Yucatán llegar y encontrar eso es como no haberse marchado.

 

Nos alojamos en el “HOSTEL MEINIGER”, que está al lado de la estación, en una habitación de 4 personas. Todo limpio, agradable.

https://www.meininger-hotels.com/de/hotels/berlin/hauptbahnhof/

Decidimos instalarnos y como hacemos siempre ir a “reconocer” la zona, para ver donde hay cosas de interés, como supermercados, tiendas, los museos cercanos etc…

Por la tarde con un mapa de la ciudad, otro del metro y la lista de recomendaciones de familiares y amigos de que cosas que ver nos hacemos un pequeño “planning-ruta”

Día 2

Ruta por la EAST SIDE GALLERY, para aquellos que no lo sepan es una de las partes más largas que se conserva en pie del muro y donde hay las pinturas más famosas.

 

 

Empezamos la ruta en la estación S+U Warschauer Str, bajamos hasta el río y desde ahí empezamos a ver todo el muro.

Llegamos hasta la estación de Jannowitzbrüke donde paramos a comer. Al lado del río hay un pequeño “embarcadero” donde salen algunos barquitos turísticos y una zona de picnic con 3 o 4 mesas, y allí fue donde comimos.

Continuamos la calle Rolandrufer que va por la orilla del río hasta el final que en justo enfrente del NIKOLAIVIERTEL, es el barrio más antiguo de la ciudad, y data del medievo.

De ahí fuimos a visitar la famosa TORRE de TV, la St. Marienkirche (una iglesia que hay al lado).

 

Día 3

BERLINER DOM (Catedral de Berlín, Iglesia Evangélica)

Muy bonita e interesante. No cogimos la audiología, porque la señora de las entradas era “muy amable” y no nos la quiso dar.

Es grande, con muchos detalles. Puedes subir a una de las cúpulas y ver Berlín en 360º. Merece mucho la pena.

En la parte de abajo hay la cripta y los sarcófagos. Y en los pisos de en medio hay un pequeño museo con una maqueta de la Catedral, con algunas cornisas y columnas restauradas, tapices, etc…

Una visita que tranquilamente se puede alargar a un par de horas, pero por mi parte muy recomendable.

De ahí, subimos a ver la zona del HACKESCHER MARKT, una zona comercial donde hay bastantes locales, y donde ponen un pequeño mercadillo, no está mal pero… si no estás por la zona, no merece mucho la pena desviarse… Así que decidimos continuar con nuestro plan y fuimos a ver MUSEUMSINSEL “isla de los museos” donde se encuentran:

Museo Antiguo, Museo Nuevo, Galería Nacional Antigua, Museo Bode, Museo de Pérgamo, Galería James Simon.

Continuamos por la orilla del rio hasta la Leipziger Str, y desde ahí fuimos al Gendarmenmarkt, una preciosa plaza donde se encuentran El edificio central de la plaza es el Konzerthaus; en el lado norte está la Französischer Dom (Catedral Francesa) y en el lado sur la Deutscher Dom (Catedral Alemana).

Un buen lugar para hacer fotos, pararse a descansar, comer algo. Y para acabar el día, seguimos por la Leipziger Str hasta llegar a POSTDAMER PLATZ.

Día 4

Visita al Museo Judío http://www.jmberlin.de/en nos bajamos en la parada Hallesches Tor, y desde ahí unos 5 minutos caminando.

La entrada nos costó 6€ ya que habíamos comprado la Welcome Card.

Estuvimos más de 2 horas y no lo vimos todo. Verdaderamente impresionante e impactante. Hay muchas cosas que personalmente me dieron mucha impresión.

Al acabar, fuimos a Legoland, donde en realidad es un “Centro de Experimentación” y si no vas acompañado de un menor, no te dejan entrar. Fuimos a la tienda, que está dentro del SONY CENTER, donde también visitamos el Arsenal es un cineclub de larga tradición de esta asociación alemana antiguamente llamada “Freunde der Deutschen Kinemathek”.

Aquí se proyectan películas clásicas y de todo el mundo, principalmente en versión original.

Cada año se muestra un nuevo tour “Magical History”: una fascinante muestra representativa a través de la historia del cine, desde el cine mudo hasta hoy, en 356 películas.

Acabamos el día en el monumento al Holocausto. Desde el Sony Center, se sube la calle Ebertstraße y a pocos minutos podemos encontrarlo frente a una de las entradas del

Tiergarten

Nos acercamos a pedir hora para poder ver el Parlamento.

Día 5

POSTDAM

Fuimos en un cercanías, la opción más rápida y cómoda para los que prefieran recorrer la ciudad por su cuenta. El tren se puede tomar en diferentes estaciones y tarda en llegar a Potsdam cerca de media hora. Es necesario comprar un ticket para las zonas A-B-C, (2,80€ el trayecto) o tener un abono de transportes que cubra las mismas zonas (6,50€ todo el día). Si disponéis de un abono que cubra las zonas A-B, es posible comprar un billete de ampliación para llegar a Potsdam por 1,40€.

Al llegar, y al ver que chispeaba y hacia mucho frío, una chica española muy amable que vendía tours en bus, nos dijo que nos hacia una rebaja, así que decidimos coger el bus para hacer la ruta.

La verdad que está muy bien porque te lleva a sitios que andando tardarías muchísimo, y lo bueno es que pasa un bus cada media hora en cada parada así que te puedes bajar, pasear por la zona y volver a coger el bus para continuar con el trayecto. Además te dan los típicos auriculares donde te van explicando un poco por donde vas pasando, etc…

La parte donde se encuentran los palacios es enorme y con unos jardines muy bonitos. El Barrio Holandés, es un pequeño Amsterdam con casas de ladrillo rojo y tiendecitas y cafés.

 

Día 6

Fuimos a ver otra parte del muro que aún se mantiene en pie, (está en la Bernauer Str.) y donde han hecho un pequeño museo al aire libre. Se pueden ver los restos del muro, y también las fotografías de los últimos.

Al final del muro hay un museo donde puedes subir a la azotea y ver las zonas que quedaban separadas y un exposición de fotografías, y videos de entrevistas de supervivientes.

Al continuar por esa misma calle encontramos el Flohmarkt en Mauerpark, abierto los domingos de 7:00 a 17:00 hr. El más grande y famoso mercadillo de Berlín, al aire libre, cita obligada un domingo soleado, y luego a los cafés del barrio Prenzlauer Berg. Estación de metro Eberswalderstr.

Es inmenso, hay de todo, así que lo primero que hicimos fue comer un currywurst, y beber una cerveza para reponer fuerza. El currywurst es el típico Frankfurt pero con curry. Algo típico, tópico, bueno y barato.

Y después de 3 horas paseando, regateando algunos precios, y mirando. Nos volvimos a descansar un rato antes de ir a la visita de la cúpula del Parlamento.

Hay que pedir cita previa.

https://www.bundestag.de/en/visittheBundestag/dome/registration/245686

La verdad es que es muy recomendable. Te citan a una hora, entras con el grupo, te dan la audio guía gratuita en tu idioma y empiezas a subir, al llegar arriba, puedes estar el rato que quieras. Las vistas son espectaculares, y nosotras cogimos hora a final de la tarde por lo que pudimos ver la puesta e sol espectacular.

Día 7

Campo de concentración de Sachsenhausen:

A tan sólo media hora de Berlín se encuentra también uno de los campos de concentración que la administración nazi consideraba modélicos. Desde 1936 hasta el final de la Segunda Guerra Mundial más de 200.000 personas se vieron arrastradas hasta allí por el régimen alemán. Inmediatamente después de la caída del régimen nazi, el servicio secreto soviético tomó el relevo y siguió utilizando el campo con prácticas que vulneraban a todas luces los derechos humanos. Hoy en día se pueden visitar buena parte de sus instalaciones, además de exposiciones itinerantes que varían periódicamente. Es sin duda una visita importante para todo aquel que quiera conocer un poco más de cerca el horror que millones de personas vivieron a lo largo y ancho de toda Europa durante el siglo XX. La entrada es gratuita. Se puede obtener más información en la página http://www.stiftung-bg.de/gums

 

Día 8

Era el último día pero como hasta las 21h no salía nuestro vuelo, decidimos aprovechar el día y fuimos a dar un paseo por la Puerta de Brandenburgo (aunque ya habíamos pasado por ahí un par de veces) paseamos por el Tiergarten, y fuimos a ver el MUSEO DE FOTOGRAFIA, donde encontramos una maravillosa exposición de Helmut Newton.

Y por la tarde fuimos a comprar 4 detallitos que habíamos visto por la zona de Alexander Platz.

Y una vez hechas todas las compritas, y después de todo lo andado y visitado… ya no teníamos más remedio que ir hacia el aeropuerto.

 

_________________________________________________________________________

¡Aquí os dejamos el el video de esta aventura!

 

YOUTUBE:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *