¡A MILÁN CON WAYNABOX !

Nuestra aventura en Milán con WAYNABOX

https://waynabox.com

NO SABEMOS DONDE QUEREMOS IRNOS DE VIAJE! solo sabemos que queremos irnos a algún sitio.

Pues WAYNABOX te soluciona este gran problema, tú decides los días y ellos te dicen donde! 

¡Con SORPRESA incluida! Hasta 2 días antes de tu viaje no sabrás donde te irás.

Nunca habíamos estado así que era perfecto, dentro de las opciones que tienes que te toquen es una gran noticia que te toque un nuevo lugar la descubrir.

WAYNABOX te regala una guía perfecta para los pocos días que dura tu aventura, te resume varias cosas que puedes ver y cosas imprescindibles de ver. ¡Incluso te propone un reto!.

 

Así que empezamos a preparar la mochila para irnos.

CÁMARA ( NIKON  D7100 )

GOPRO ( SJ4000WIFI )

CAMISETAS ( fresquitas porque la previsión era de 30º C )

PANTALÓN

ROPA INTERIOR

BAMBAS (ZAPATILLAS DE DEPORTE) ( íbamos a andar mucho)

LIBRO ( 1 H y media de avión da para mucho)

MINI NECESER

En esta ocasión nuestra mochila fue pequeña ya que nos íbamos 2 días y medio.

LLEGADA a Milán

Llegamos a MILÁN sobre las 10 de la mañana más o menos, y nos dirigimos a la estación de trenes. 

Cogimos el tren dirección la estación de CADORNA, tarda aproximadamente 40 minutos.

Allí compramos la MILANOCARD.

LA MILANOCARD es una tarjeta donde te entra el transporte publico, descuentos a museos… por 13 euros por 48 horas.

MILANO CARD

En un principio esta genial, pero luego puedes llegar andando a todos los lados sin ningún problema. Y los descuentos tampoco los utilizamos.

Después nos dirigimos al hotel con el metro. Nuestra parada era LORETO. Para llegar al hotel nos perdimos un poco y una vez encontrado nos dimos cuenta de lo tontas que fuimos porque era muy fácil encontrarlo.

Nuestro hotel era:

HOTEL FLORENCE

http://www.hotelflorence.it/

Recomendable 100%, muchas gracias a WAYNABOX por encontrarnos un hotel tan cómodo y bonito. Teníamos una habitación triple, con unos ventanales enormes. ¡Con el desayuno incluido muy importante!

Nos dimos una ducha para refrescarnos del bochorno que hacía y nos dirigimos a conocer un poquito la ciudad .

Decidimos no coger el metro esta vez, si no llegar al centro andando por una de las calles más principales de MILÁN.

CORSO BUENOS AIRES (calle típica con mil tiendas de ropa)

Nos paramos a comer en un lugar muy típico y barato llamado BURGER KING jaja. Queríamos comer rápido y barato. Lo de rápido no sucedió, ya que para darnos tres hamburguesas tardaron 15 min casi.

Lo que en realidad pasó,

Acabamos de comiendo ahí, porque nos habíamos sentado en un restaurante y al parecer les hicimos mucho gracia a los “camareros”.

Pedimos la carta y el chico pareció molestarse, le preguntamos que tenían de menú y solo se dirigió nosotras en italiano sin intentar al menos hacerse entender.

Lo único que le entendimos fue spaguetti boloñesa, y al repetirlo nosotras empezó a reírse con su compañero.

“Ja, españolas… boloñesa…”

Así que decidimos marcharnos, porque sin pedir nada ya se reían de nosotras…

Lo que parece que no sabe el chico es que vive de la hostelería, y que el cliente es quien te paga, si no hay clientes, no hay negocio, y sin negocio no hay trabajo…

Tarde

Siguiendo con la aventura llegamos a la famosa catedral de Milán llamada DUOMO.

http://www.duomomilano.it/en/

Allí teníamos que comprar las entradas y la espera era de casi 2 horas. Así que nos pusimos a ello.

Primera opción:

De coger un número y esperar a que salga en algún mostrador y te atiendan.

Segunda opción:

Una vez entras en la oficina a mano izquierda hay dos máquinas para poder sacar tú mismo las entradas, la cola también es larga, pero va un poco mas rápida.

Nosotras finalmente las sacamos en las máquinas, y tardamos 1 hora aproximadamente.

TICKETS DUOMO

Decidimos sacar las entradas para el día siguiente porque eran las 17h de la tarde y había muchísima cola. Y cierran a las 19h.

Así que una vez con las entradas en la mano para el día siguiente, fuimos a seguir con la visita.

Una vez ya cansadas nos fuimos hacia el hotel para poder cenar algo tranquilas y descansar para el día siguiente.

SáBADO 10 JUNIO

Después de un buen desayuno para poder aguantar todo el día de turisteo, DUOMO nos esperaba.

El día más caluroso de todos y teníamos que ponernos a hacer cola para poder subir a las terrazas de la catedral.

Valió la pena las vistas espectaculares y poder ver la arquitectura desde un poco más cerca, es increíble.

Una vez visitado en las alturas y por fuera, iniciamos la nueva cola para poder visitarlo por dentro.

Nos quedamos bastante alucinadas con el interior del DUOMO.

Sobran palabras y más fotografías.

Una vez visitado el DUOMO por fuera y por dentro, en nuestra entrada también incluía poder visitar la zona arqueológica.

Desde ahí nos dirigimos al  Castillo Sforzesco. Con uno de los mejores museos de la ciudad de MILÁN y donde nada más llegar te sientes como una dama de época.

(Con la MILANOCARD tienes un 10% de descuento en la entrada al museo, la entrada al castillo es GRATIS)

Para a comer la comida típica es muy importante no nos íbamos a ir de MILÁN sin probar “RISSOTTO MILANESA”.

El sitio donde paramos a comer no creemos que fuera el mejor para probar este plato, así que no os lo vamos a recomendar.

Seguido de esta comilona, fuimos a que quemarlo todo a los jardines del castillo (enormes), es un placer recorrer esos jardines.

tarde.

De tanto ver al tranvía, no nos íbamos a quedar con las ganas de montarnos, así que allá fuimos a dar un paseo hasta la zona de NAVIGLI.

Esta zona la comparan con Venecia, las calles son hermosas y tienes los típicos canales de agua donde puedes dar un paseo en barco, espectacular. 

Aquí habíamos investigado un poquito donde poder tomar algo, ya que esta parte de MILÁN está bastante activa, sobretodo por la tarde noche. 

Sobre las 18h empieza toda la actividad y hay varios sitios donde por pedir una bebida, tienes algo tipo “BUFFET LIBRE”.

Nosotras tomamos varios cocteles aquí:

http://www.brellin.com/

DOMINGO 11 JUNIO

Último día de esta aventura, ni siquiera sabíamos lo que nos esperaba.

Teníamos que dejar el hotel sobre las 10 de la mañana y llegar al aeropuerto sobre las 13h así que no teníamos ningún problema.

Desayunamos, cogimos nuestras mochilas y fuimos a visitar SANTA MARÍA DELLE GRAZIE.

Poco más nos dio tiempo de visitar, comprar los recuerdos típicos “Souvenirs” y coger el tren de 40 minutos hacia el Aeropuerto.

Llegamos al aeropuerto y nos quedaba 1 hora y media de espera, así que tranquilamente decidimos descansar.

Después de un rato nos dimos cuenta de que nuestro vuelo estaba retrasado 1 hora. No pasaba nada ya que nos había pasado varias veces y en este caso no teníamos ninguna escala que pudiéramos perder.

Después de la espera, el vuelo lo retrasaron finalmente 5 horas, salimos de MILÁN a las 20 h por retraso del avión, y fallos internos (no viajamos muy seguras la verdad).

Para ser la primera vez que viajamos con EasyJet, no fue muy agradable.

Pero viaja con nosotras Brienne de Tarth o su doble…

Nuestro viaje acabo con este percance pero recomendamos MILÁN como cada uno de los destinos a los que hemos ido.

Así como también recomendamos la experiencia con WAYNABOX

Aquí os dejamos el video de nuestra Aventura en MILÁN con WAYNABOX

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *