ANDORRA

Andorra, un pequeño país lleno de posibilidades

Andorra es un pequeño país fronterizo entre España y Francia. Cuenta con una buen territorio de Pirineo, y varias pistas de esquí. Aunque el turismo en verano también es igual de factible, ya que hay muchas rutas, GR, y pequeñas excursiones por senderos para realizar. Y para los que no les guste la montaña y sean más urbanitas, pueden pasear por Andorra la Vella, Escaldes Engordany y hacer compras. Nosotras pasamos 4 días, donde hicimos un poco de todo.

DIA 1

El primer día, lo primero que hicimos fui a visitar NATURLANDIA. (más info click aquí ) 

Un parque de “aventuras” y ocio.  Tienen 2 espacios, la cota 1600m donde tienes varias actividades como el salto en caida libre de 5’5m o de 7m, la tirolina, los buggys a pedales para los niños, etc… y la atracción estrella: el TOBOTRONC. 

Es un tobogán más largo del mundo, con un recorrido de 5km y pico.  Subes en una especie de “trineo” que te remolca hacia la cota 2000m y una vez allí, empieza la diversión. 

Baja por inercia, y tiene un freno para ir disminuyendo un poco la velocidad.  La verdad es que es MUY divertido. 

Después fuimos al salto al vacío, donde hicimos unos saltos de 5’5m y de 7m como si fueramos unas autenticas especialistas de cine.

Como habiamos llegado un poco tarde, al estar más de media hora paradas en caravana en la frontera / aduana, y además hicimos media hora de cola para el tobotronc, casi era la hora de comer y a las 16h empezaba la visita guiada en el parque de animales, así que subimos a la cota 2000m, comimos y fuimos al parque de animales. 

Hay que decir que la visita guiada es para ir con peques, así que nosotras decidimos que iríamos por libre.

Nos decepcionó un poco esa parte ya que no es lo que esperábamos. 

Tienen 3 osos metidos en un recinto pequeño, y los ciervos un poco pachuchos, un ciervo macho solo… una manada de lobos siberianos, que no entendemos que hace en este hábitat…  y poco más en un recinto super grande, y luego lo que podrían tener bien grande, cuidado y para que los peques vean e interactuen, como es la parte de granja, cerdos, gallinas, conejos, lo tienen super descuidado y a los animales afinados en sitios MUY pequeños. 

Así que decidimos marcharnos y seguir con las atracciones, y nos montamos en el tubby, es una  especie de foltador que desde lo alto de una cuesta te tiras. También muy divertido. 

La verdad que nos hubiera gustado llegar antes para poder hacer algo más ya que el parque cierra a las 18h.  Pero aún así estuvo muy bien. 

Para las entradas, nosotras pillamos un pack con Hotel, y entrada a Caldea muy bien de precio. Si buscáis hay buenas ofertas. 

Por la tarde

De bajada, fuimos parando el algunas de las fuentes que hay de camino hacia Sant Julià de Lòria.

Fuimos al hotel hacer el check in. Nos alojamos en el Sant Eloi, un hotel al que le hace falta una super reforma y lavado de cara. Era como volver a los 80. Las colchas, las cortinas, los sillones del hall, el comedor… 

Para pasar una noche de paso… bueno es correcto, es limpio, para llegar, dormir, darse una ducha y marchar, ok, pero si quieres relajarte un rato en la habitación o en la cafetería… NO. 

DIA 2

Después de desayunar fuimos al “famoso” Punt de Trobada, un centro comercial, donde siempre es curioso pasar un rato y donde puedes encontrar alguna ganga. 

Antiguamente la gente comprar tabaco, alcohol, azúcar, ahora ya casi de todo, y en tamaños GIGANTES.

Como teníamos otro hotel contratado en Escaldes Engordany, y por la tarde la entrada a Caldea pasamos ahí un rato por la mañana y después con tranquilidad fuimos para poder dejar el coche, ya que prácticamente toda Andorra la vella, y Escaldes es semi peatonal y los parkings son de pago. 

Nos alojamos en el hotel TUDEL, este si que recomendamos mucho. Muy bien situado, muy buenas instalaciones, limpio, agradable para relajarse en la habitación, etc.  ( click booking )

Por la tarde

Por la tarde fuimos a Caldea, hacía muchos años que no íbamos, y creo que pasarán muchos años hasta que volvamos a ir. 

Muy masificado, la gente es bastante irrespetuosa. Han hecho una zona exclusiva para adultos, que nos arrepentimos de no haber cogido esas entradas, ya que en la general los niños, creen que están en un parque acuático y no en un “balneario” y los padres tampoco tienen mucha conciencia, y les dejan hacer sin pensar que quizás haya gente que va a relajarse, que para eso es.

Pero bueno encontramos un rinconcito donde estar a gusto, entramos un par de veces al Hamman a desconectar y eliminar toxinas, y despues de una ducha que solo disponen de 3 duchas con puerta y 4 sin puerta, nos fuimos a dejar las cosas al hotel y buscar algo para cenar. 

Al lado del hotel hay muchos sitios para comer, cenar, picar algo. Fuimos al más cercano, la Taverna del Pa amb tomàquet. Parecia que tenia buena pinta pero… era solo la pinta. El servicio estaba muy perdido, a la gente la tenían esperando como 1/2 hora para tomarles nota… Pedimos un para de frankfurts y unos pinchos, los cuales devolvimos una vez por estar curdos y la siguiente porque en vez de hacerlos adobados los habían aguado con chimichurri o algo que se le parecía y no estaban NADA buenos.  

El postre lo comimos fuera en una heladería en frente del hotel. Los helados riquisimos!!!!

DIA 3

Después de un buen desayuno, nos fuimos de ruta.

Subimos a visitar un pueblo llamado Pal, muy pequeño y donde no encontramos ni un solo habitante a pesar de que parecía que había gente. 

Desde ahí bajamos al Lago Engolasters.

Hay una pequeña ruta alrededor del lago, y algunas otras de largo recorrido que salen desde ahí. 

Nosotras hicimos la circular del lago, nos desviamos un poco e hicimos un trozo del camino de las Pardinas, supér llano, accesible, facilísimo de hacer y al otro lado del lago, hicimos la ruta de las fuentes, y paramos en el mirador desde donde se ve todo el valle, Engolasters, Andorra la Vella, etc. 

Nos quedamos con las ganas de hacer el GR que lleva hasta el Estany de l’Illa (el segundo más grande de todo el país) pero ya era muy tarde.  Para otra vez. 

Por la tarde

Como ya habiamos comido unas piezas de fruta, frutos secos, etc… no teniamos mucha habre asi que fuimos a dar un paseo por el centro y bajando, bajando, llegamos hasta Andorra la Vella, y volvimos.

Empezabamos a estar un poco cansadas ya, así que fuimos a darnos una ducha y para cenar, un capricho, pizza en La Tagliatella. 

DIA 4

Nos levantamos y tal y como nos caracteriza, no teníamos plan de vuelta a casa, así que decidimos improvisar, parándonos allí donde nos apeteciera. 

Una vez pasamos la Seu d’urgell, decidimos ir con una carretera comarcal, donde siempre hay pueblitos que descubrir. 

Cogimos la c-14 que pasa paralela al Pantano de Oliana, y el Rio Segre, con unas vistas maravillosas. Se puede hacer una parada en la presa. 

Comimos en Torà en un restaurante con 125 años de servicio El Hostal Jaumet. 

Un menú espectacular. Primero, segundo y postre casero todo y fabuloso. Garbanzos estofados con espinacas y huevo y mesoso de ternera con salsa de segundo y de postre mouse casera de chocolate. 

Torà es un pequeño pueblo, por donde vale la pena “perderse” y dar una vuelta. 

Llegada a casa

Después de unos días de desconexión llegamos a casa, el dia de la DIADA de Cataluña, habiendo recorrido muchos kilómetros, y con  muchas ganas de volver a recorrer muchos más.

En Tour Constantemente

Leave a Reply

Your email address will not be published.