Los mejores consejos para viajar por el Sudeste Asiático

Los mejores consejos para viajar por el Sudeste Asiático.

de la mano de “TERAPIA DE VIAJE”

 

Viajar por el continente asiático es una de las mejores decisiones que puedes tomar si tu intención es disfrutar plenamente de un verdadero viaje ‘mochilero’. El sudeste asiático ofrece al viajero (que no turista) un amplio abanico de experiencias de todo tipo sin rasgarse el bolsillo.

Tras nuestra experiencia por Tailandia, Camboya, Vietnam o Indonesia hemos aprendido que viajar por esta zona del mundo es sencilla, económica y está llena de aventuras. Si lo que buscas es vivir una verdadera experiencia debes saber que estos países te permiten un cierto grado de ‘libertad’ a la hora de planificar tu viaje básicamente porque son seguros y económicos.

Coger con antelación (entre cinco y siete meses) los vuelos es clave para obtener un buen precio ya que el transporte suele representar el 70% de los gastos de estos viajes.

Ahora os dejamos con una serie de consejos para viajar por el sudeste asiático que esperamos os sirvan para vuestro viaje.

PLANIFICA TU RUTA

Planifica tu ruta -no tu viaje- es esencial principalmente para no perder esos días sueltos entre vuelos y trayectos. Por ejemplo, a la hora de visitar Vietnam la mejor ruta es ver el país de norte a sur: desde Hanoi hasta Ho Chi Minh pasando por localidades tan bonitas como Hoi An.

En Vietnam existe un tren que recorre el país de norte a sur por lo que no te será difícil organizarte a la hora de programar actividades. Aunque eso sí, el tren es un poco lento por lo que si puedes y tienes ocasiones de encontrar una buena oferta en avión te recomendamos que la cojas. Viajar en tren en Vietnam es bonita, es toda una experiencia pero podremos llegar a “perder” hasta 18 horas en recorrernos 800 kilómetros.

En Tailandia por ejemplo el tren nocturno es una de las mejores opciones para viajar porque es barato, está lleno de turistas y viajas mientras duermes por lo que ‘ahorras’ una noche de alojamiento.

ADÁPTATE AL ALOJAMIENTO

En todos estos países vas a tener una gran variedad de alojamientos disponibles por lo que dónde dormir nunca va a ser un verdadero problema. Nosotros hemos visto alojamientos desde 7 euros la noche hasta 1.000 euros; un gran abanico de posibilidades para alojarse ;). Si lo que buscas es un lugar limpio, céntrico y que te sirva como ‘campamento base’ para organizarte por la zona, puedes encontrar alojamientos que no te van a costar más de 80 euros tres noches (con desayuno incluido). Nosotros siempre hemos reservado siempre con Booking y nunca hemos tenido ningún problema.

Nuestro consejo es que busques siempre un lugar lo más céntrico posible en destinos como Bali (zona Ubud). Sin embargo en otras zonas como Filipinas (zona Palawan) nos vamos a encontrar con miles de islas por lo que no existe una ‘zona céntrica’ como tal: por lo que el mejor alojamiento será aquel que se encuentre mejor comunicado por ferry.

¿DÓNDE COMER?

Todos estos países ofrecen comida muy parecida pues su alimentación se basa mucho en el arroz, verduras, pescados y frutas. El comer no te supondrá ningún problema pues siempre vas a tener a tu alcance un puesto callejero con comida. En Asia es muy común comer en la calle o de camino al trabajo pues no hay una cultura de comer en familia.

Por si eres un poco ‘sensible’ a los cambios alimenticios no esta de menos que te lleves algún protector gástrico o algo para ‘ese momento de pánico’ estomacal. Nosotros no tuvimos ningún problema y prácticamente comimos de todo. Comer en Asia es barato. Por ejemplo en Singapore la gente local suele comer en lo que se conoce como Hawkers, que son centros con locales que venden comida y las mesas son compartidas. Dos platos de arroz con carne, sopa y dos bebidas nos costó 8 euros.

Si lo tuyo es comer comida fresca como el pescado te recomendaría que estuviera bien hecho. No por nada en concreto, es un consejo que da la OMS sobre viajes al extranjero.

¿DIVISAS Y DINERO?

Esto es uno de los mayores quebraderos de cabeza de muchos viajeros a la hora de vivir su primera experiencia. No es para menos porque quedarte sin dinero o no poder cambiar la divisa es un verdadero problema. En Tailandia, Indonesia o Vietnam no vas a tener ningún problema para nada pues permiten el pago en su moneda local, en dólares o con tarjeta de crédito/débito.

Sin embargo en Filipinas la cosa se puede complicar un poco pues hay islas que no tienen cajeros ni bancos por lo que la única forma de pagar es en efectivo, por lo que no estaría de menos que lleves parte de tu dinero en efectivo y la otra parte en tarjeta.

Existen muchas tarjetas para viajeros que no cobran comisiones y te permiten tener un dinero virtual para que en caso de robo no te hagan ningún descosido. Nosotros usamos la tarjeta de BNEXT porque es comodísima; es una tarjeta-monedero donde tu la recargas a través del móvil con la app y te olvidas de llevar dinero encima.

Ten en cuenta que en el sudeste asiático hay mucho turismo y la práctica totalidad de los hoteles y locales aceptan aceptan casi todo tipo de tarjetas.

CONSEJOS SANITARIOS

Como todo en la vida es mejor prevenir que curar.

Lo mejor es que acudas con tiempo al Centro de Vacunación Internacional de tu ciudad y te informes de qué vacunas tienes que tener. No obstante llevar unos hábitos saludables es recomendable para todo viaje cualquiera que sea el destino.

Como hemos dicho antes: los pescados y carnes muy hechos, beber agua embotellada, usar protección solar, dormir con mosquitera y este tipo de ‘pequeños detalles’.

Si quieres saber muchas mas cosas sobre el Sudeste Asiático y algún país en concreto de esa zona, no dudes en visitar el BLOG de Laura y Alejandro

 

viaja a Ásia através de este blog.

En Tour Constantemente

Leave a Reply

Your email address will not be published.