FUERTEVENTURA en 4 días

FUERTEVENTURA

 

En este post vamos a contaros como fue nuestro viaje, y lo que sucedió en Fuerteventura.

Lo primero comentar como preparamos los 4 días que teníamos.

Buscamos y buscamos y finalmente encontramos un Apartahotel estupendo en el norte, en CORRALEJO, llamado

SURFING COLORS

Un sitio genial, tranquilo, limpio, a buen precio y bien comunicado.

 

DÍA

PREPARACIÓN

Así que una vez que teníamos claro donde íbamos a estar alojadas y los días que disponíamos, hicimos 2 cosas:

 

Un PRESUPUESTO
LISTA/RUTA de sitios que visitar

 

En el presupuesto incluimos: el alquiler de 2 días de coche, el transporte público, la compra, y un “varios” como siempre (algún imprevisto)

En cuanto al punto 2, lo primero fue leer e informarnos en varios blogs y guías “que ver” , y sobretodo, que queríamos ver nosotras.

Una vez teníamos la lista hecha, nos hicimos una pequeña ruta, ya que el coche solo lo habíamos alquilado por 2 días.

 

Dia 1
MAÑANA

 

El primer día decidimos bajar directamente al sur, ir subiendo. nuestro primer destino era Faro de Punta Jandía. Aunque antes de llegar nos paramos a echar un vistazo en el Faro del Matorral y en Morro Jable.

 

Para llegar al Faro no hay que tener nada prisa. Es una pista – camino, de un carril y medio de doble sentido. Pero el paisaje merece mucho la pena.

Justo antes de llegar, encuentras un pequeño pueblo, con un restaurante y una zona de acampada. El faro está muy bien cuidado y acondicionado.

 

Mirador Punta Jandía

 

Tuvimos la suerte de poder ver a lo lejos Gran Canaria.

Después volvimos hacía atrás para volver a tomar el desvío que nos conduce a COFETE.

Nos paramos en el mirador, y es espectacular. Se puede ver casi toda la costa oeste de la isla. Es una gran lugar para relajarse un rato y disfrutar de las vistas.

De ahí bajamos y volvimos a pararnos para comprar algo para comer y fuimos a la playa de Butihondo y la Playa de Esquinzo.

El lugar es bastante turístico ( algo que a nosotras no nos agrada mucho) pero muy curioso, porque está lleno de pequeñas ardillas.

Como ya sabéis lo nuestro es comer tu tupper, así que compramos una ensaladita, y un poco de fruta y, a disfrutar.

 

TARDE

 

Desde ahí fuimos hasta el Mirador Astronómico de La Pared. Un lugar que no teníamos en nuestra lista principal, y que nos recomendaron por el camino, así que no podíamos irnos si visitarlo.

Hay un pequeño parking y una “gran” cuesta para subir a lo alto. en el camino, información astronómica muy interesante. Al llegar arriba las vistas son alucinantes. Empezó el atardecer, y ver el sol esconderse fue muy bonito.

 

Desde ahí bajamos hasta Ajuy y así poder visitar sus cuevas naturales, los hornos de sal y su playa con arena negra.

No pudimos disfrutar tanto como nos hubiera gustado ya que empezó a chispear. Pero es un sitio que no podéis perderos.

Como refrescaba, bajamos hasta un pueblito llamado Pájara. Pequeño pero con mucho encanto.  Se puede visitar la parroquia y la Iglesia, ambas de Ntra. Sra. de Regla.  y pasear por las callecitas y plazas.

 

Luego tomamos rumbo a Tuineje donde visitar arquitectura de interés.

Muy cerca de ahí, se encuentra el centro de interpretación de los molinos, en Tiscamanita. Por desgracia, cuando nosotras llegamos ya estaba cerrado. Así que decidimos volver al hotel a descansar y preparar el siguiente día.

 

Día 2

MAÑANA

 

Este segundo dia decidimos plantearlo al revés. De norte a sur, ya que por la tarde teníamos que devolver el coche en el aeropuerto.

Empezamos nuestro día rumbo a El Cotillo, pasando por Lajares, un pequeño pueblito lleno de escuelas de kite-surf, wind-surf, y surf.

Al llegar a El Cotillo, lo pirmero que hicimos fue visitar el Faro del Tostón y darnos un baño en la Caleta del Marrajo.

Después de disfrutar al sol, fuimos a visitar el casco urbano y el Castillo del Tostón. Las vistas están muy bien, aunque no hay mucho que ver. Así que decidimos continuar.

Bajamos hasta La Oliva un pequeño y tranquilo pueblo donde pudimos relajarnos y comer. Después decidimos ir a visitar la iglesia que data del 1711, el parque y también la Casa de Los coroneles.

 

El Cotillo

 

Se nos empezaba hacer tarde, por lo que seguimos con muerta ruta prevista y bajamos hacía Tindaya. Nos hubiera gustado tener más tiempo para poder hacer alguna de las rutas propuestas, pero no era posible.

Nos adentramos en el pueblo, y de ahí decidimos coger una pista-camino para llegar a la costa y visitar las playas. Toda una aventura.

 

TARDE

 

Tomamos el camino que nos llevaba por el barranco de Tebeto, hacia la playa del mismo nombre. Y llegadas a ese punto solo podíamos continuar hacia adelante o volver 8km de vuelta, así que como la aventura es la aventura…

 

Llegamos hasta la playa del Jarubio / o Playa de Jarugo la verdad que merecía la pena, llegamos teníamos la playa para nosotras solas. Después de disfrutar un rato de otro trocito de paraíso, continuamos nuestra ruta hacia el puertito de Los Molinos pero el camino cada vez se hacia más complicado, y el vehículo de alquiler no era como para hacer muchos “rallys”.

A tan solo 800m, tuvimos que dar la vuelta, porque era algo peligroso bajar con nuestro coche por ahí. Dimos la vuelta pero la cosa no acababa aquí. Miramos el Google maps, y tomamos rumbo Las Parcelas. 

Deshicimos el camino hasta llegar a otro que nos conducía por el barranco de la Casa en las Parcelas. Ahí tomamos la carretera principal para poder llegar al puertito.

Una vez que llegamos y dejamos el coche en el pequeño parking, vimos el camino por el que no nos atrevimos bajar, y menos mal.

Justo en ese momento subió una ranchera que le patinaban las ruedas, así que imaginar de bajada con el fiat cinquecento.

El puertito es muy pequeño, hay un bar/restaurante, y 3 callecitas, pero la verdad que tiene su encanto para relajarse un rato. Y eso fue lo que hicimos.

La siguiente parada fue Casillas de Ángel. La verdad que no hay mucho por ver a parte de la plaza de la parroquia, que estaba cerrada.

Como se empezaba hacer tarde, decidimos ir a devolver el coche, aunque fuera un poco antes de hora.

Llegamos al aeropuerto, devolvimos el coche, y cogimos el bus número 3 que nos llevaba hasta el puerto del Rosario.

Después teníamos que cambiar de autobús para llegar al Corralejo y coger el numero 6.

 

DÍA 3

MAÑANA

 

Estábamos en el ecuador de nuestro viaje a Fuerteventura, y aún no habíamos visitado Corralejo.

Como aquel dia había mercadillo, nos levantamos pronto y fuimos a ver el mercadillo de artesanías que hay cerca del Aqua park.

Un poco decepcionante ya que habían como mucho 20 puestos, y todos con lo mismo.

Por lo menos dimos un paseo, yimos a echar un vistazo al CC de El Campanario, fu.

Como a nosotras no nos gusta mucho lo “tipical/topical tourist” no encontramos mucho encanto en el lugar.

Queríamos ir dar una vuelta por las Dunas pero, hacía mucho calor, y era medio día, así que decidimos ir a disfrutar de la piscina del hotel y relajarnos un poco.

Volvimos paseado por el paseo marítimo y vimos que por la tarde noche había fiesta en la plaza, excusa perfecta para salir luego.

Nos relajamos muy a gusto en las hamacas del hotel, dándonos unos bañitos en la piscina.

Sinceramente el sitio nos gusto mucho, limpio, agradable, buen ambiente, con gente pero sin molestias, en definitiva un sitio para volver y recomendar.

 

TARDE

 

Por tarde, decidimos, dar un paseo por una de las avenidas principales, y luego ir a la plaza a ver que tal era la fiesta.

Grupos de rock todos de Fuerteventura y de Corralejo, ambiente agradable, familiar, y nada turístico. Así que allí estuvimos de fiesta.

No estuvimos hasta muy tarde, porque habíamos decidido ir a las dunas a ver el amanecer.

 

Día 4
MAÑANA
Dunas del corralejo

 

Nos levantamos a las 6 para poder llegar a tiempo de ver como salía el sol.

Cogimos el autobús 6 como si fuéramos al puerto del Rosario, pero nos paramos en las Dunas.

Llegamos justo a tiempo, solo quedan 20 minutitos así que empezamos a caminar y a disfrutar del paisaje.

Volvimos andado hasta el hotel, (unos 8km) y llegamos justo a tiempo para desayunar. Excelente buffet 🙂

Recogimos la habitación, y pudimos dejar las mochilas en consigna hasta la hora de marcharnos. Así que fuimos a dar la última vuelta y a comprar algo de mojo picón.

Para comer, habíamos leído sobre una lonja al lado del muelle.

 

Bar La Lonja Corralejo

http://corralejo.info/es/home/comer-y-beber/restaurantes/item/la-lonja

 

Echamos un vistazo, y es de esos típicos sitios que sirven muy rico y sencillo.

Pedimos unas papas con mojo, media tapa de paella, media de sardinas y media de pulpo. Suficiente para 2 pax. y todo RIQUISIMO.

 

Nos habíamos relajado tanto comiendo que ya teníamos que volver a recoger las mochilas y coger los autobuses hacia el aeropuerto.

 

TARDE

 

Una hora y pico después, llegamos al aeropuerto pero… aún nos quedaban cosillas por hacer, como por ejemplo, cambiarnos y ponernos los pantalones largos, repartir los botes de mojo, en botecitos pequeños etc… total, que después del despliegue y de otra hora más, nos llegó la hora de entrar, y… volver a casa.

 

VIDEO YOUTUBE:

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *