VIAJES EXPRESS PARA MAMÁS

VIAJES EXPRESS PARA MAMÁS

Una visita a Nueva York

BY : KRISTY ARDÓN de Dk Digital Agency)

¡Hola a todos! Mi nombre es Kristy, más conocida como Mamá en los últimos 7 años de mi vida. Tengo 3 hermosos chicos, de 6, 5 y 3 años… es una locura la mayor parte del tiempo, pero vale la pena, con un solo abrazo se olvida todo.

Resulta que aparte de ser mamá y tener mi propia empresa, me apasiona viajar… para mí, sea en carro, barco o avión, un viaje me vitaliza, en serio, me llena de energía; pero cualquiera que sea padre de familia, sabe que es complicado encontrar el tiempo cuando tienes pequeñitos, ya no sólo podemos agarrar la maleta e irnos, al menos no sin los pequeñines a bordo.

Y nosotras las mamás la traemos más complicada aún, por el apego de nuestros hijos… bueno, hasta de adultos seguimos siendo apegados a nuestras mamás; llega un punto en el que es tan difícil para nosotras más que para los hijos, despegarnos de ellos, aunque lo necesitemos… y no digamos que socialmente el dedicarnos un poquito de tiempo para nosotras es un crimen…

¡PRIMERO LOS HIJOS!

En un punto de mi maternidad, me di cuenta que no estaba dando lo mejor de mí, estaba cansada emocionalmente, físicamente, mentalmente. Fue entonces cuando empecé a sentir la necesidad de irme de viaje y tenía en mente un solo lugar: Nueva York.

Las preguntas eran:

¿Cuántos días me voy? ¿Irme sólo por 2 o 3 días valdrá la pena?

Kristy Ardón (Saber más…)

Y ahí es donde comenzó mi aventura de los viajes express, que definitivamente le recomiendo a todas las mamás que una vez al año o cada dos años, se den una escapadita, vale la pena.

Mi viaje fue de 4 días, 2 de vuelos (ida y regreso) y 2 días de estadía… una locura, yo sé… pero valió la pena al 1,000%.

Cuando haces un viaje express, al momento de seleccionar hacia donde vas, debes tener claro que tu tiempo debe rendir al máximo y tienes que tomar decisiones sobre qué quieres hacer para actuar desde que te despiertas y que tu día valga la pena.

Debes considerar si es una ciudad con diferentes aeropuertos, cual de ellos es el que tiene menor distancia del lugar donde te vas a hospedar y la hora de aterrizaje. Yo seleccioné, por ejemplo, aterrizar en el Aeropuerto La Guardia, aparte de que está más céntrico, el costo del vuelo es aproximadamente USD$200 menor a los vuelos que aterrizan en JFK.

En mi caso, me hospedé en el HI NYC Hostel (Reserva aquí) , ubicado en Brooklyn, el cual recomiendo para cualquiera que guste hacer un solo trip, que prefiera ahorrar un poco en estadía e invertir más en diversión. Son habitaciones compartidas, pero todo muy limpio y conoces a muchas personas de diferentes culturas, adicional que tienen buenas recomendaciones de tours y actividades organizadas.

Para aprovechar mi corta estadía, tome un tour del hostal, con un señor de aproximadamente 70 años, que cobraba USD$10 por persona para llevarte a conocer caminando Brooklyn y Nueva York… caminé desde las 10 a.m. hasta las 9 p.m. pero fue la mejor decisión para conocer la ciudad de mis sueños.

Claro que yo no iba pensando en entrar a museos y detenerme en todo lo que hay por hacer, pero no era ese mi plan desde un inicio, además que la caminata estaba hecha para conocer todo lo icónico de ambas ciudades… ¿alguna vez han cruzado el Brooklyn Bridge? Ese contraste de una ciudad más tradicional y luego ingresas a la jungla de concreto, es impresionante.

Mi segundo día fue para conocer al menos una parte de Central Park, Time Square y claro, hacer un par de compras para llegar a casa con algo para mis peques.

En esa ocasión, yo decidí hacer un viaje fuera de mi país, porque necesitaba conectar conmigo de nuevo, renovarme, perder miedos que surgen cuando te conviertes en mamá, por ejemplo, que no pasa nada si te dedicas un par de días para ti.

Pero también, te puedes animar a irte a un lugar más cercano en tu país, quizá alguno que no conozcas o que simplemente sea de tus favoritos y te ayuda a encontrar paz.

Te comparto algunos puntos a considerar en un viaje express:
  1. Define tu objetivo de viaje: conocer un nuevo lugar, visitar el lugar de tus sueños, descansar y desconectarte del mundo. De eso depende tu selección.
  2. Presupuesto, como siempre muy importante, pero totalmente adaptable a tu objetivo que es lo principal.
  3.  Sacarte de la cabeza que no vale la pena invertir en ti misma, eso no es ser egoísta con tu familia, es ser egoísta contigo.
  4.  No hagas viajes que te tome en llegar a tu destino más de 1 día. Mi viaje a Nueva York, tomó medio día cada uno, pero los horarios de vuelos hicieron que sólo pudiera estar 2 días completos, fue suficiente.
  5. No te abrumes por lo que no pudiste conocer, se feliz con lo que lograste hacer en el tiempo disponible, luego planificas un viaje para lo que hizo falta y probablemente con una estadía más larga.
  6. ¿Qué aprendes en un viaje express? A maximizar tu tiempo y a disfrutar lo que surja (a veces nos olvidamos de cómo disfrutar)

Gracias a En Tour Constantemente por el espacio y espero les sirva como guía para cuando quieran hacer un viaje express, ¡vale la pena intentarlo!

GALERÍA DE FOTOS

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando estás de acuerdo con nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies